viernes, 11 de noviembre de 2011

'Virgilio Leret, El Caballero del Azul'

23 de noviembre. se proyecta en Barcelona (Museo de Historia de la Ciudad)

El capitán Virgilio Leret Ruiz fue fusilado en la madrugada del 18 de julio de 1936. Un año antes había patentado su invento: el primer motor de un avión a reacción.

Virgilio Leret Ruiz (Pamplona 1902-Melilla 1936), capitán del ejército, aviador e ingeniero mecánico electricista, inventó y patentó en 1935 el motor turbocompresor a reacción. En Alemania e Inglaterra los vuelos con este tipo de motor no se producirán hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en 1939.

Su brillante y vertiginosa carrera terminará bruscamente al ser fusilado en Melilla, tras intentar detener el 17 de julio de 1936 la rebelión golpista, que será considerada el primer episodio de la guerra civil española. Años atrás, en Barcelona, Virgilio Leret había conocido a su esposa, Carlota O´Neill, escritora y periodista que marcará profundamente su vida y será la encargada de mantener viva su memoria.

La figura de Virgilio Leret y su trabajo innovador en materia de aviación no sólo no han sido reconocidos, sino que han pasado prácticamente inadvertidos. Durante una hora y diez minutos, el documental que ha dirigido el periodista pamplonés y delegado de EITB en Navarra Mikel Donazar Jaunsaras recoge la historia de Virgilio Leret y su familia. Se muestran imágenes inéditas del protagonista; se recogen testimonios de testigos directos —como las hijas del propio Leret— de lo ocurrido en la base de hidroaviones del Atalayón (Melilla); y participan prestigiosos historiadores e investigadores como Paul Preston, Ángel Viñas o el profesor y escritor Gabriel Cardona, recientemente fallecido.

La historia del capitán Leret y su familia refleja el destino de muchos intelectuales, profesionales, hombres y mujeres de ciencia, cuyo destino estuvo marcado, en el convulso siglo XX, por la tragedia de la guerra civil española.

El documental, cuenta con el patrocinio de la Fundación Aena y ETB (Televisión Vasca), y con la colaboración de la Universidad Pública de Navarra (UPNA)

No hay comentarios: